REZAR ONLINE

REZAR ONLINE

Oraciones para el tiempo de navidad

Publicado en REZAR ONLINE

Lógica de Dios Benjamín G. Buelta, sj Donde acaba la ciudad  y empieza el miedo,    donde terminan los caminos  y empiezan...
Señor de la cercanía José Mª Rodríguez Olaizola, sj Acercarte,  salvando el abismo entre el infinito y lo limitado. Salir de la eternidad  para...
Futuro tan presente Benjamín G. Buelta, sj Ya no te preguntaré más,   cuándo llegará tu día sino por dónde atraviesas el presente,...
Decir tu nombre, María Pedro Casaldáliga Decir tu nombre, María,  es decir que la Pobreza  compra los ojos de Dios. Decir tu...
Noche de paz José Mª Rodríguez Olaizola, sj Canto paz por quienes enmudecen porque sienten su ausencia y su tardanza, los que sufren, perdida la...
Antífona Pedro Casaldáliga ¿Para qué tu Navidad  si no hay gloria en las alturas  ni en la tierra paz?  ...
Navidad Benjamín G. Buelta, sj Llegas precisamente ahora sin avisar tu itinerario. ¡Alguien te espera sin saberlo en la cueva de...
Luz del mundo José Mª Rodríguez Olaizola, sj En medio de la tiniebla…   se enciende una risa que despide el invierno de...
Adora y confía Teilhard de Chardin No te inquietes por las dificultades de la vida, por sus altibajos, por sus decepciones, por su porvenir más...
Constancia de Dios Valentín Arteaga No desistas, Señor, sigue insistiendo en venir a nosotros, en hacerte vecino del dolor y de la lágrima. Ven...
Encarnación Ignacio Iglesias, sj A mi medida. ¡Tan débil como yo, tan pobre y solo! ¡Tan cansado, Señor, y tan dolido del dolor...
Dicen que se ve distinto José Mª Rodríguez Olaizola, sj Dicen por ahí que si hay Dios esta lejos que el amor no funciona, que la paz es un...

LA FUERZA DE LA ORACIÓN

Publicado en REZAR ONLINE

NUEVA RED SOCIAL: MAYFEELINGS.COM

Hay muchas formas de cambiar el mundo. Te propongo una muy sencilla y eficaz... 

En el mundo hay mucha gente que reza, pero hay mucha más que necesitan que recen por ella… ¿Cómo es posible que en un mundo de redes sociales haya gente que se sienta sola?... Rezar es acordarte de alguien en tu trabajo, en la consulta de un médico, en clase, esperando un médico… MYFEELING LA RED SOCIAL QUE SE PREOCUPA POR TI…. LA RED SOCIAL QUE REZA PARA CAMBIAR EL MUNDO… ¿Te animas a rezar todos juntos unidos por una misma causa?... Pruébalo…. Migue que te olvides de ti para pensar en los demás, my feeling te dice que tu importas, que tú cuentas, que tú puedes ayudar…y feeling con

Es la FUERZA DE LA ORACIÓN… MAYFEELINGS.COM

NUEVA RED SOCIAL: MAYFEELINGS.COM

ORAR CON LOS SALMOS

Publicado en REZAR ONLINE

Iniciación a la Oración personal. (Extracto Introducción del libro del  IDR Valencia 2010-2014,  “Orar con los salmos…”)

 


 

El libro de los Salmos es uno de los que componen la Biblia cristiana en su primera parte, el Antiguo Testamento, que corresponde a las Sagradas escrituras del pueblo de Israel. Está integrado por 150 oraciones poéticas o cantos, de distintas épocas y autores, que se fueron agrupando hasta formar la actual colección que, ya desde el siglo III a. C., constituía el libro oficial de cantos del Templo de Jerusalem. Usados por el mismo Jesús, que oro con ellos tanto en el Templo como en su oración personal, fueron recitados con fervor y con una nueva comprensión por la primera comunidad cristiana salidad del judaísmo, y pasaron así a los labios de la Iglesia, que los utiliza constantemente en toda su Liturgia. Podemos decir que se trata de las oraciones más usadas a lo largo de casi treinta siglos y por millones de creyentes.

 

La clave de este éxito tan duradero hay que buscarla en tres características principales de estos preciosos cantos. Primera, que despliegan todo el abanico de actitudes y sentimientos con el hombre se sitúa ante Dios(..) Segunda, que se tata de oraciones situadas en la vida e historia concreta del individuo o del pueblo, con sus diferentes vivencias, circunstancias exteriores e incluso distintas comprensiones del misterio de Dios. Y tercera, su lenguaje sencillo y a la vea poético, que tiene la capacidad de tocar certeramente el centro del hombre, su corazón. Porque son palabras de corazón a corazón, del corazón de Dios al del hombre y viceversa. Y esto hace que, quien llega a conocerlos, ya no pueda prescindir nunca de ellos a la hora de expresarse ante Dios y se sorprenda muchas veces repitiendo algunas de sus frases como oración intima y  esencial. Es lo mismo que le ocurría a Jesús: “Dios mío, Dios mío, ¿por que me has abandonado?” (Mc 15, 34): “A tus manos encomiendo mi espíritu” (Lc 23,46); “Te doy gracias porque me has escuchado” (Jn 11,41).

Artúclo de caminosdeconversion.wordpress.com.  Continuar leyendo

Orar con el Icono de la Transfiguración del Señor

Publicado en REZAR ONLINE

Orar con el Icono de la Transfiguración del Señor PDF Imprimir E-Mail

Lectio divina

Lectio: Sábado, 6 Agosto, Fuente Carmelitas

La Transfiguración de Jesús: la cruz en el horizonte
La pasión que conduce a la gloria
Marco 9:2-10

1. Oración inicial

Señor Jesús, envía tu Espíritu, para que Él nos ayude a leer la Biblia en el mismo modo con el cual Tú la has leído a los discípulos en el camino de Emaús. Con la luz de la Palabra, escrita en la Biblia, Tú les ayudaste a descubrir la presencia de Dios en los acontecimientos dolorosos de tu condena y muerte. Así, la cruz, que parecía ser el final de toda esperanza, apareció para ellos como fuente de vida y resurrección.

Crea en nosotros el silencio para escuchar tu voz en la Creación y en la Escritura, en los acontecimientos y en las personas, sobre todo en los pobres y en los que sufren. Tu palabra nos oriente a fin de que también nosotros, como los discípulos de Emaús, podamos experimentar la fuerza de tu resurrección y testimoniar a los otros que Tú estás vivo en medio de nosotros como fuente de fraternidad, de justicia y de paz. Te lo pedimos a Ti, Jesús, Hijo de María, que nos has revelado al Padre y enviado tu Espíritu. Amén.

2. Lectura
a) Clave de lectura:
En esta solemnidad, la Iglesia medita sobre la Transfiguración de Jesús delante de tres de sus discípulos que con Él subieron a la montaña. La Transfiguración acontece después del primer anuncio de la Muerte de Jesús (Lc 9,21-22). Este anuncio había dejado confundidos a los dos discípulos y sobre todo a Pedro. Observemos de cerca, en sus mínimos detalles, el texto que nos describe la transfiguración de modo que nos demos cuenta cómo esta experiencia diversa de Jesús ha podido ayudar a los discípulos a vencer y superar la crisis en la que se hallaban. En el curso de la lectura tratemos de estar atentos a cuanto sigue:¿Cómo sucede la transfiguración y cuál es la reacción de los discípulos ante estaexperiencia?
b) Una división del texto para ayudarnos en su lectura:
Marcos 9,2-4: La Transfiguración de Jesús delante sus discípulos
Marcos 9,5-6: La reacción de Pedro ante la transfiguración
Marcos 9,7-8: La palabra del cielo que explica el sentido de la Transfiguración
Marcos 9,9-10: Mantener el secreto de lo que vieron

c) Texto:

2 Seis días después, toma Jesús consigo a Pedro, Santiago y Juan, y los lleva, a ellos solos, aparte, a un monte alto. Y se transfiguró delante de ellos, 3 y sus vestidos se volvieron resplandecientes, muy blancos, tanto que ningún batanero en la tierra sería capaz de blanquearlos de ese modo. 4 Se les aparecieron Elías y Moisés, y conversaban con Jesús. 5 Toma la palabra Pedro y dice a Jesús: «Rabbí, bueno es estarnos aquí. Vamos a hacer tres tiendas, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías»; 6 -pues no sabía qué responder ya que estaban atemorizados-. 7 Entonces se formó una nube que les cubrió con su sombra, y vino una voz desde la nube: «Este es mi Hijo amado, escuchadle.» 8 Y de pronto, mirando en derredor, ya no vieron a nadie más que a Jesús solo con ellos.
9 Y cuando bajaban del monte les ordenó que a nadie contasen lo que habían visto hasta que el Hijo del hombre resucitara de entre los muertos. 10 Ellos observaron esta recomendación, discutiendo entre sí qué era eso de «resucitar de entre los muertos.»

3. Un momento de silencio orante
para que la Palabra de Dios pueda entrar en nosotros e iluminar nuestra vida.

4. Algunas preguntas para ayudarnos en la meditación y en la oración.

a) ¿Cuál es el punto de este texto que te ha gustado más y que ha llamado más tu atención?

b) ¿Cómo sucede la transfiguración y cuál es la reacción de los discípulos ante esta experiencia?

c) ¿Por qué el texto presenta a Jesús con vestidos resplandecientes mientras habla con Moisés y con Elías? ¿Qué significan para Jesús Moisés y Elías? ¿Y qué significan para los discípulos?
d) ¿Cuál es el mensaje de la voz del cielo para Jesús? ¿Y cuál es el mensaje para los discípulos?
e) ¿Cómo transfigurar hoy, la vida personal y familiar, y la vida comunitaria en nuestro barrio?

5. Para los que desean profundizar mayormente en el tema

a) Contexto de entonces y de hoy

El anuncio de la pasión sumergió a los discípulos en una profunda crisis. Ellos se encontraban en medio de los pobres, pero en sus cabezas todo era confusión, perdidos como estaban en la propaganda del gobierno y en la religión oficial de la época (Mc 8,15). La religión oficial enseñaba que el Mesías sería glorioso y victorioso. Y es por esto por lo que Pedro reacciona con mucha fuerza contra la cruz (Mc. 8-32) Un condenado a la muerte de cruz no podía ser el Mesías, al contrario, según la Ley de Dios, debía ser considerado como un “maldito de Dios” (Dt 21,22-23). Ante esto, la experiencia de la Transfiguración de Jesús podía ayudar a los discípulos a superar el trauma de la Cruz. En efecto, en la Transfiguración, Jesús aparece en la gloria, y habla con Moisés y con Elías de su Pasión y Muerte (Lc 9,31). El camino de la gloria pasa por tanto por la cruz.
En los años 70, cuando Marcos escribe su evangelio, la cruz constituía un gran impedimento para la aceptación de Jesús como Mesías por parte de los judíos. ¿Cómo podía ser que un crucificado, muerto como un marginado, pudiese ser el gran Mesías esperado por siglos de los pueblos? La cruz era un impedimento para creer en Jesús. “La cruz es un escándalo” decían (1Cor 1,23). Las comunidades no sabían cómo responder a las preguntas críticas de los judíos. Uno de los mayores esfuerzos de los primeros cristianos consistía en ayudar a las personas a comprender que la cruz no era un escándalo, ni locura, antes bien, era la expresión del poder y de la sabiduría de Dios (1Cor 1,22-31). El evangelio de Marcos contribuye a este esfuerzo. Se sirve de textos del Viejo Testamento para describir la escena de la Transfiguración. Ilumina los hechos de la vida de Jesús y muestra que en Jesús se ven realizadas las profecías y que la Cruz es el camino que conduce a la gloria. ¡Y no sólo la cruz de Jesús era un problema!. En los años 70 la cruz de la persecución formaba parte de la vida de los cristianos. En efecto, poco tiempo antes, Nerón había desencadenado la persecución y hubo muchos muertos. Hasta hoy, muchas personas sufren porque son cristianos y porque viven el evangelio. ¿Cómo afrontar la cruz? ¿Qué significado tiene? Con estas preguntas en la mente meditemos y comentemos el texto de la Transfiguración.

Artículo de caminosdeconversion.wordpress.com. Continuar leyendo

 

 

Orar con… El rosario, oración contemplativa

Publicado en REZAR ONLINE

Orar con… El rosario, oración contemplativa PDF Imprimir E-Mail

El Rosario como oración contemplativa

El origen del rosario se sitúa en la primera Edad Media. Su invención en aquella época fue muy ingeniosa porque en aquellos días no había libros y cuando los fieles ordinarios iban a la iglesia los domingos no podían entender lo que decía el Evangelio, porque se proclamaba en latín. Así pues, el pueblo común no tenía acceso a la Escritura. El rosario, basado en la repetición del padrenuestro que Jesús nos enseñó, y en textos de la Escritura que forman el avemaría, formuló estas oraciones vocales simples de una forma que los laicos ordinarios podían recitar fácilmente. En efecto, el rosario se convirtió en el oficio de los laicos. También se convirtió progresivamente para algunos en un método que conducía a la oración contemplativa, aun cuando obviamente es un método de concentración distinto del método receptivo con el que estamos familiarizados en la oración centrante.

La tradición, tal como la entiendo, ha mantenido siempre que hay tres formas de rezar el rosario. Podemos unir dos o tres de ellas, si lo queremos. La oración básica del rosario es la recitación de las oraciones vocales, es decir, basta con recitar los padrenuestros (“Padre nuestro”) y las avemarías (“Dios te salve María”) tal como están agrupados en las cuentas – un padrenuestro en la cuenta grande, seguido por diez avemarías en las pequeñas-. Cada uno de estos grupos – un padrenuestro, diez avemarías y una doxología final – forma un misterio.

Un avance significativo en el desarrollo de la devoción del rosario se produjo cuando a la simple recitación de las oraciones vocales se añadió la reflexión sobre los grandes misterios de la fe. Se asoció cada uno de los quince misterios del rosario con una de las grandes fiestas de Jesús y de María celebradas en la liturgia como la anunciación, la visitación, la natividad, la presentación, el niño perdido y hallado en el templo – los cinco primeros de los quince misterios – . (El término “misterio” se refiere a la gracia del acontecimiento, la creencia en que Dios estaba de alguna manera presente en el acontecimiento particular y se revelaba de una forma única a través de él). Así, el rosario se convirtió en un verdadero compendio de la liturgia. Quienes recitaban los quince misterios del rosario en un día o en una semana podían tener a acceso a áreas completas de la Escritura que, de lo contrario, habían permanecido cerradas para ellos a causa de la falta de formación o de conocimiento de la lengua latina. Esta práctica – la segunda forma de rezar el rosario – permitió a los creyentes profundizar sobre estos grandes misterios. La tercera forma de rezar el rosario era simplemente descansar en la presencia de Dios, de María o de uno de los misterios.

Imagínate que practicas la recitación de una parte significativa del rosario – por ejemplo, cinco misterios – como una devoción diaria. ¿Adónde te llevaría esto? A una amistad más profunda con Cristo. En el momento en que comienzas a orar, haces un acto de fe en la presencia de Dios y de esta forma entras de nuevo en contacto con la gracia de tu bautismo. En el bautismo la divina Trinidad (Padre, Hijo y Espíritu Santo) entra en nuestro ser más íntimo y habita en él, a no ser que nos opongamos deliberadamente a esta presencia con un pecado muy grave y totalmente deliberado.

Llegado un momento de nuestra vida, tenemos que ratificar lo que se hizo en el bautismo y hacerlo nuestro; de lo contrario, su realización plena quedará limitada. La única forma de hacer nuestra una cosa es hacernos responsables de ella. Esto requiere reflexión y elección. En cualquier caso, por el bautismo nos convertimos en una célula del cuerpo místico de Cristo. El mismo Espíritu que habita en Jesús, el Cristo vivo y glorificado, habita también en nosotros, de forma que nos convertimos en miembros vivos del cuerpo de Cristo que se extiende en el tiempo.

 

El cuerpo místico de Cristo se manifiesta en la comunidad cristiana por la proclamación del Evangelio y la oración eucarística, pero especialmente en la santa comunión. Nótese que el término no es “santa conversación”, sino “santa comunión”, lo que implica el sentido intuitivo de la presencia de Cristo, donde no tenemos que decir nada, sino simplemente gozar de su presencia y consentir en la verdad y el amor que nos ofrece. Cristo está siempre presente dentro de nosotros en su naturaleza divina como la Palabra eterna del Padre. La santa comunión tiene el objetivo de despertarnos a la presencia permanente de Cristo que comenzó en el bautismo, se hizo más profunda en el sacramento de la confirmación y más honda aún en nuestra oración personal y la recepción frecuente de la eucaristía.

En el cristianismo es esencial el crecimiento en la relación con Cristo, una relación que se profundiza constantemente y se dirige a todos los niveles de nuestro ser: no solo nuestro cuerpo, mente o imaginación, no sólo nuestro corazón, sino nuestro ser más íntimo donde la palabra reverbera en el silencio y donde se realiza la divina unión. Una vez que hemos oído la palabra de Dios en este nivel profundo, hemos oído finalmente todo el mensaje del Evangelio.

A mi juicio, el rosario está al servicio de ese proyecto en gran medida como la lectio divina, a la que nos hemos referido con cierto detalle. Entran en juego los mismos principios. La forma en que desarrollamos la amistad con Cristo es a través de la reflexión sobre los misterios de su vida. El rosario es una forma organizada de ayudar a las personas a reflexionar sobre los misterios sin tener que leer toda la Escritura, que, como hemos dicho, no ha sido accesible hasta hacer relativamente poco tiempo. De una forma simple, día tras día, los creyentes recitaban y reflexionaban sobre los quince misterios. De este modo se sumergían en un ambiente bíblico y quedaban capacitados para establecer una relación entre la vida diaria y esas fuentes fundamentales de la inspiración cristiana. Al acudir al trabajo o al realizar sus deberes en casa, con frecuencia llevaban consigo un rosario y tal vez rezaban un misterio de vez en cuando, de forma parecida a como actualmente en ocasiones se reza el rosario mientras se viaja o se espera el autobús.

Naturalmente, no es necesario rezar el rosario de una vez. No es obligatoria recitar un cierto número de misterios cada vez. Pero tiene mucho sentido reservar un tiempo específico, si queremos rezar el rosario como una devoción principal, de forma que podamos prestar total atención. Después, podemos usarlo como la base de nuestra conversación con Cristo. Un encuentro regular, si no diario, es la disciplina esencial para llegar a conocer a alguien, y también a Dios.
Al igual que sucede en la lectio divina, en el rosario hay un movimiento inherente de la reflexión al simple descanso en Dios. Imagínate de dedicas media hora al rosario cada día. Supón que mientras reflexionas sobre los misterios, sientes una atracción interior a guardar silencio en presencia de Nuestra Señora y asimilar únicamente la dulzura de su presencia con tu espíritu interior.

Articulo de  caminosdeconversion.wordpress.com Continuar leyendo

 

Orar con Madeleine Delbrêl

Publicado en REZAR ONLINE

 

Madeleine Delbrêl

 

-“Si crees que el Señor vive contigo, allí donde tengas un lugar para vivir, tienes un lugar para orar. “

 

-“Me resolví a orar… Luego, reflexionando y orando, encontré a Dios”

 

La vida de la fe no puede subsistir sin oración. Ahora bien, al vivir en medio del mundo una vida secular, parece que la oración es al mismo tiempo indispensable y difícil. Las vidas que son de Dios son vidas que oran, sean como sean y estén donde estén. Su oración es a la vez un don de Dios y una conquista. Una vida secular que no reza no es de Dios.

 

Pero, así como hay que encontrar las modalidades de los consejos evangélicos en medio de la vida secular, también hay que encontrar las modalidades de la oración y de sus casi indispensables auxiliares: el silencio, el recogimiento y el sentido litúrgico.

 

Creer profundamente que Dios existe, que es del Dios único, verdadero y vivo al que le entregamos nuestra vida, debe implicar, con un mínimo de lógica, la necesidad de callarnos para escucharle, la necesidad de recogernos para buscarle, la necesidad de adecuarnos en intención o en acto a lo que prescribe para adorarle. Porque, a través de todas las situaciones vitales, la oración conserva lago profundamente específico: la relación entre un hombre y su Dios. Una relación que es amor.

 

Pero para todos los que son llamados, independientemente del tipo de llamada que reciban, a entregarse a sí mismos a Dios, la oración será siempre un sacrificio, en mayor o menor medida. La oración se parece a lo que tienen de sacrificio el celibato querido, la pobreza querida o la obediencia querida: forman un todo.

 

Por eso, la oración debe tener un tiempo reservado para sí misma. Sin este tiempo de oración, el resto del tiempo se tornará vacío y como separado de Dios. Un tiempo que no debe ser el tiempo sobrante, sino un tiempo que deja lo útil por algo mucho más útil. (…)

 

Seguir leyendo: LA ORACIÓN Y EL EVANGELIO (1)

 

Extracto de Madeleine Delbrêl, “Las comunidades según el Evangelio”. PPC, Madrid, 1998.Extracto pp- 160.161; 174.175.176

 

ORAR CON…

Publicado en REZAR ONLINE

ORAR CON… El Icono de la Santísima Trinidad de Andrew Rublev [I Parte]

Publicado en REZAR ONLINE

Contexto orante e Introducción I Parte

EL ICONO DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD DE ANDREW RUBELV.[1]

“El centro del alma es la sede del amor y el lugar de habitación privilegiado de Dios-Trino” (Santa Isabel de la Trinidad)

ELEVACIÓN A LA SANTÍSIMA TRINIDAD

“Oh Dios mío, Trinidad a quien adoro, ayúdame a olvidarme totalmente de mí para establecerme en Ti, inmóvil y tranquilo, como si ya mi alma estuviera en la eternidad. Que nada pueda turbar mi paz, ni hacerme salir de Ti, oh mi inmutable, sino que cada minuto me sumerja más en la hondura de tu Misterio.

Pacifica mi alma, haz de ella tu cielo, tu morada de amor y el lugar de tu descanso. Que en ella nunca te deje solo, sino que esté ahí con todo mi ser, todo despierto en fe, todo adorante, totalmente entregado a tu acción creadora.

Oh mi Cristo amado, crucificado por amor, quisiera ser, en mi alma, una esposa para tu Corazón, quisiera cubrirte de gloria, quisiera amarte…, hasta morir de amor. Pero siento mi impotencia: te pido ser revestido de Ti mismo, identificar mi alma con cada movimiento de la Tuya, sumergirme en Ti, ser invadido por Ti, ser sustituido por Ti, para que mi vida no sea sino irradiación de tu Vida. Ven a mí como Adorador, como Reparador y como Salvador.

Oh Verbo eterno, Palabra de mi Dios, quiero pasar mi vida escuchándote, quiero volverme totalmente dócil, para aprenderlo todo de Ti. Y luego, a través de todas las noches, de todos los vacíos, de todas mis impotencias, quiero fijar siempre la mirada en Ti y morar en tu inmensa luz.

Oh Astro mío querido, fascíname, para que ya no pueda salir de tu esplendor.

Oh Fuego abrazador, Espíritu de amor, desciende sobre mí, para que en mi alma se realice como una encarnación del Verbo: que yo sea para Él como una prolongación de su Humanidad Sacratísima en la que renueve todo su Misterio.

Y Tú, oh Padre, inclínate sobre esta pobre criatura tuya, cúbrela con tu sombra, no veas en ella sino a tu Hijo Predilecto en quien tienes todas tus complacencias.

Oh mis Tres, mi Todo, mi Bienaventuranza, Soledad infinita, Inmensidad en que me pierdo, me entrego a Vos como una presa. Sumergíos en mí para que yo me sumerja en Vos, hasta que vaya a contemplar en vuestra luz el abismo de vuestras grandezas”

Beata Isabel de la Trinidad


Descargar documento

Oración Santísima Trinidad de B Juan Pablo II.

Momento Oración con la Trinidad de Rublev

EL ICONO DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD DE ANDREW RUBELV.[1]

“SED UNO COMO EL PADRE Y YO SOMOS UNO”

· El principio trinitario es el fundamento increbantable que une lo personal y lo comunitario y da un sentido último a todo. La imagen de Dios Uno y Trino a la vez se erige en única norma de toda existencia.

§ La Trinidad es imagen conductora de los hombres, comunidad de amor mutuo, unidad en lo múltiple, unidad de todas las personas en una sola naturaleza recapitulada en Cristo.

§ El dogma enuncia: Tres personas (hypostases) y una sola naturaleza o esencia ( ousia). Tres personas consustanciales representan la unidad absoluta y la diversidad absoluta. Están unidas no para confundirse sino para contenerse mutuamente. Cada Persona es una forma única de contener la esencia idéntica, de recibirla de las Otras, de darla a las Otras, y así de presentar a las Otras.

§ “Un solo Dios porque hay un solo Padre”, según este axioma patrístico en un eterno movimiento de amor, el Padre-Fuente presenta las personas del Hijo y del Espíritu y les da lo que El es.

§ Las relaciones de origen son también relaciones de diversidad que esconden y designan a la vez el misterio indecible de las Personas.

§ Uno es soledad, dos es el número que separa, tres es el número que traspasa la separación; lo uno y lo múltiple se encuentran reunidos y circunscritos en la trinidad.

§ San Sergio de Radonega ( 1313-1392) no ha dejado ningún tratado teológico, pero su vida entera estuvo consagrada a la Santa Trinidad. Objeto de su contemplación incesante, este misterio divio derrama en él y hace de él esa paz encarnada con que resplandecía visiblemente ante todos. Dedicó su iglesia a la Trinidad y se esforzó en reproducir una unidad a su imagen en su entorno inmediato y hasta en la vida política de su tiempo .Se podría decir que reunió a toda la Rusia de su época alrededor de su iglesia, alrededor del Nombre de Dios, para que los hombres “por la contemplación de la Santa Trinidad venzan el odio desgarrador del mundo”.
§ ¡7 años después de su muerte, su discípulo san Nicono encargó al célebre iconógrafo Andrés Rublev que pintara un ícono de la Santa Trinidad en memoria de San Sergio. También hizo decorar el iconostasio de la abadía de la Santa Trinidad por Rublev y su fiel compañero Daniel. Los días de fieta, cuando Andrés y Daniel no trabajaban, “se sentaban ante los venerables y divinos íconos y mirándolos sin distracción…elevaban constantemente su espíritu y su pensamiento a la luz inmaterial y divina…”. Esta es la luz que Andrés Rublev supo transmitir en su ícono hecho célebre. Recrea el ritmo mismo de la vida trinitaria, su diversidad única y el movimiento de amor que identifica las Personas sin confundirlas. Parece que Rublev respira el aires de la eternidad, que vive en los espacios del corazón divino y se erige así en sorprendente poeta del Amor. El ícono de la Trinidad se remonta a la oración sacerdotal de Cristo: “ para que todos sean uno…para que el amor con el que me has amado esté en ellos y yo mismo esté en ellos…”( juan 17,21-23)

Leer continuación… 

ORAR CON MARTHE ROBIN

Publicado en REZAR ONLINE

Sitio de los  Foyers de Charité 

Video sobre Marthe Robin (español)

Marta decía a las personas que se encomendaban a su oración: “Oro con usted…

Todos estamos comprometidos en esta aventura de orar; orar unos con otros y por otros… Así siempre seremos escuchados…

Os invito a hacer vuestras estas bellas plegarias compartidas por Marta Robin desde su lecho de Chateauneuf de Galaure, Drôme, Francia. Espero se inicie así una nueva amistad entre Marta  y cada un@ de ustedes; amistad y comunión que completaremos en el cielo…

 

____________________________________________________________

Descarga el libro “Marta Robin, un milagro viviente”

_______________________________

ORACIONES ESCRITAS POR MARTHE ROBIN

¡RENUEVA EN MI TU ESPÍRITU!

“Jesús, sé que soy tuy@

y que tu eres mío para siempre.

Te doy gracias por haberme dado tu Espíritu,

después de mi bautismo y mi confirmación,

para que pudiera vivir una  nueva vida

en unión contigo.

Renueva en mí tu Espíritu!

Lléname en abundancia de Tu Espíritu!

Cólmame de una nueva plenitud de tu Espíritu,

de manera que encuentre

nuevas luces en las Escrituras,

un gusto nuevo y perseverancia

en la oración.

Que yo pueda encontrarte

cuando recibo los Sacramentos;

Que ame como Tú amas;

Que perdone como Tu perdonas;

Que yo interceda como Tú intercedes;

Que yo sea testigo

como tu fuiste testigo de la Verdad;

Que utilice los dones con los cuales me colmas

para el bien de tu pueblo;

Que guste la paz y la alegría

que Tu nos has prometido.

Lléname de tu Espíritu; Oh, Señor!

pues deseo ser transformad@

y recibir todo aquello que Tú quieres darme.

AMÉN

-Marthe Robin-