Novedades

Por qué un Año de la fe - El derecho de Dios

¿Por qué un Año de la fe? La pregunta no es retórica y merece una respuesta, sobre todo de cara a la gran espera que se está registrando en la Iglesia para tal evento. Benedicto XVI dio un primer motivo cuando anunció la convocación: «La misión de la Iglesia, como la de Cristo, es esencialmente hablar de Dios, hacer memoria de su soberanía, recodar a todos, especialmente a los cristianos que han perdido su propia identidad, el derecho de aquello que le pertenece, es decir, nuestra vida. Precisamente para dar un renovado impulso a la misión de toda la Iglesia de conducir a los hombres fuera del desierto en el que a menudo se encuentran hacia el lugar de la vida, la amistad con Cristo que nos da la vida en plenitud».

11 de octubre: APERTURA DEL AÑO DE LA FE

El LOGO: una barca sobre las olas, cuyo mástil es una cruz. Imagen de la Iglesia, iza la vela sobre la que figura el trigrama IHS. (El monograma IHS es una abreviatura y una transliteración imperfecta del nombre de Jesús en griego ; Iesus Hominis Salvator –Jesús, Salvador de los Hombres) En el fondo del LOGO vemos un sol eucarístico. 

Benedicto XVI:

“Desde el comienzo de mi ministerio como Sucesor de Pedro, he recordado la exigencia de redescubrir el camino de la fe para iluminar de manera cada vez más clara la alegría y el entusiasmo renovado del encuentro con Cristo”. … (Porta Fidei, 2)
“He decidido convocar un Año de la fe. Comenzará el 11 de octubre de 2012, en el cincuenta aniversario de la apertura del Concilio Vaticano II, y terminará en la solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo, el 24 de noviembre de 2013.
El Año de la FE es una invitación a una conversión auténtica y renovada al Señor, único Salvador del mundo. (Porta Fidei, 6)