DOMINGO DE RAMOS - 15 de marzo

TANTO AMÓ… Él es el rey desconcertante que reina desde la cruz.

Aclamado por los humildes del pueblo entró en su pasión. Condenado por los poderosos y letrados, se entregó a la muerte. Jesús en la cruz nos revela qué es lo que significa amar a toda costa y hasta el extremo. No había nacido para sufrir. Había nacido para amar. Y para enseñarnos a amar. Esta misión lo condujo al sufrimiento, pero la cruz no es una escuela de sufrimiento sino una escuela de amor. Jesús no retrocedió ante ninguna dificultad para amar, ante ninguna incomprensión ni amenaza. Vió surgir ante Él el odio y siguió hacia adelante, convencido, coherente. ¿Cómo no sentir vergüenza de nuestras cobardías? Desde la cruz Él nos dice que la mayor fuerza de un hombre o de una mujer es la de poder amar. Definitivamente, morir como Jesús es Vivir.

¡TANTO AMÓ DIOS AL MUNDO QUE ENTREGÓ A SU PROPIO HIJO! SÉ QUE TU MUERTE, NO ACABA AQUÍ, SÉ QUE TU MUERTE TRAE LA VIDA, PORQUE SÉ QUE RESUCITAS PARA ESTAR SIEMPRE. TE ESPERO SEÑOR….

 

 
Abrir powerpoint VIA CRUCIS