TESTIMONIOS SOBRE EL ENCUENTRO DE MADRID

MARÍA APARICIO (18 años. Estudiante de Aeronaútica)
MARTA ABENGOZAR (24 años. Estudiante de Medicina)
 

 

  • ¿Qué supuso para ti este encuentro?
  • ¿Respondió a tus expectativas?
  • ¿Qué enfoque le hubieras dado tu o te hubiera gustado que se diera?
  • ¿Qué sugerencias aportarías para el próximo encuentro?

 

 

  • TESTIMONIO DE MARÍA APARICIO (18 años. Estudiante de Aeronaútica)
    Este encuentro me llamó la atención, porque fue una oportunidad para informarme sobre la peregrinación y para poder compartir con el resto de las participantes, los motivos que nos habían llevado allí. Me impresionó que no nos centramos solo en eso, sino que reflexionamos individualmente sobre nuestra vida, y que después compartiéramos nuestros agradecimientos a Jesús, nuestros símbolos… Me gustó bastante esto, que no me esperaba; porque la religión, es lo que nos une y no se puede vivir y entender individualmente.

    Me pareció correcto el enfoque del encuentro, sin embargo, tal vez, por la poca confianza y la falta de tiempo, me resultó un poco comprometido porque la timidez en el grupo muchas veces impide que participemos al máximo. Tal vez, con un poco más de tiempo hubiera sido mejor.

    También me gustaría sugerir que fuera más cercano, que no se centrara solo en el tema sino que se compartiera alguna experiencia personal o simplemente con una presentación algo más profunda que rompiera el hielo.

    Para el próximo encuentro espero conocer mejor al resto de los participantes y, como en todo lo que hacemos los estudiantes, espero aprender.

    Creo que no participaré en la peregrinación, pero de momento tengo pensado asistir a estos encuentros porque también es un encuentro con Jesús y siempre resulta ser un respiro en una vida ajetreada.
  • TESTIMONIO DE MARTA ABENGOZAR (24 años. Estudiante de Medicina)
    Encuentro interesante. Me gustó la forma de plantearlo. Apenas conocía la vida de María Rivier y su obra. Me encantó la trayectoria de una mujer cuya existencia fue verdaderamente profética.

    Estos encuentros son necesarios porque llega un momento en que uno se plantea qué quiere Dios de nosotros y cómo responderle.

    El carácter internacional del encuentro me pareció un verdadero acierto.  

VER FOTOS DEL ENCUENTRO