ORACIÓN SOBRE "LA CONCHA"

Dar tiempo para:

 

A-. Que se busque la piedra luminosa - como decía Juan María u otro objeto simbólico (mechero, cerillas, linterna, etc)

B-. La concha marina (un vaso, recipiente, utensilio que se pueda llenar, etc)

 

 

Simbolismo:

 

            El simbolismo de la concha, se interpreta como la capacidad de RECIBIR algo de los demás, y a la vez, de convertirse en DON para los otros. Si está vacío, no sirve para nada.

 

            Los que escojan la LUZ sabrán que su significado apunta a brillar, iluminar la oscuridad. Conceder la posibilidad de ver a los demás. Descubrir caminos evangélicos. Salir de la incertidumbre. Destacar la voluntad de Dios sobre cada uno, sobre todo en el momento presente.

 

Canto vocacional:

 

Lectura: Lc 5, 1-11

 

"...........Entonces, llevaron sus barcas a tierra, LO DEJARON TODO Y LE SIGUIERON"

 

Profundizando:

 

- Capacidad de la barca y finalidad de la misma para los pescadores:

 

LLENARLA DE PECES.

 

            - Incredulidad y desconfianza primera de los apóstoles ya que con sus esfuerzos no habían logrado pescar nada. Quizás la nuestra.

 

- Significado y alcance de ese "Fiarse de Jesús" para ellos y para nosotros.

 

            - El último apartado es importante: No temas... desde hoy... y, dejándolo todo....

 

LE SIGUIERON.

 

OJO: a la capacidad de la barca

 

Al corazón de los apóstoles (de todos los apóstoles).

 

A la luz que brota de la generosidad,

 

De la entrega

 

De ese arriesgarlo todo por algo que merece la pena!!!!

 

Reflexión personal:

 

¡Déjame ser concha, Señor! Como la de aquel niño.

 

Deja que mi ser sea capaz de recibir

 

toda la riqueza del otro como REGALO.

 

Déjame convertirme en DON.

 

Haz que sienta la necesidad de

 

COMPARTIR CON LOS IDEMAS TODO LO QUE TENGO.

 

Dame la certeza de mi vacío si Tú no me llenas...

 

de ser cáscara inútil sin amor.....

 

de estar fuera de combate si no tengo vida.

 

Tú tienes la Palabra:

 

Dejo en la orilla ese vacío inmenso.

 

Esa necesidad. Esa inquietud.

 

Volveré a pasear junto a la Playa.

 

Ya habrá bajado la marea.

 

Allí cada día bajaré al atardecer.....

 

Y esos encuentros,

 

Tú me hablarás de la pesca milagrosa,

 

del milagro de confiar en ti,

 

de lo que significa dejar las barcas, las redes, todo.

 

Y surgirá la LUZ en esa pobre piedra mía.

 

Te descubriré en todas las cosas.

 

Ya no habrá más dudas, te amaré cada día más.

 

Y MI CONCHA ESTARÁ SIEMPRE LLENA... DE TI!!!!!

 

*********************

 

TÚ QUE LLENASTE las redes de unos pobres pescadores porque se fiaron de Ti. Hoy venimos nosotros, portadores de ilusión a pedirte confianza y abandono que serena y calma al mar. Que dispone para profundizar en los Valores del Reino.

 

A veces, Señor, no sabemos lo que queremos.

 

            También a nosotros nos asalta la duda. Buscamos seguridades. Nos asusta la tempestad. Los remolinos del mar, nos asusta trabajar contra el viento y marea y no vemos el resultado de nuestros esfuerzos.

 

            Los jóvenes de hoy queremos acercarnos más a Ti. Encontrarte, contar contigo, queremos vencer al miedo y remar mar adentro. Estamos dispuestos a trabajar en el mar o en la viña, manda lo que quieras.

 

            Danos fortaleza para seguir tu estilo de vida con entusiasmo y alegría.

 

DONDE TU QUIERAS. COMO TU QUIERAS. Amén.