Dentro de la temática general de nuestra Campaña de Pastoral 2007-2008, bien se pueden conocer y trabajar los Objetivos del Milenio que tienen propuestos las Naciones Unidas para antes del 2015.

Ocasiones para tratarlos pueden ser: la Semana de la Paz, la Campaña del Hambre, Campaña por la Educación, el Día de los Derechos del Niño, de la Mujer… incluso la semana del DOMUND.

Ver información sobre los ‘Objetivos’ en:

http://spanish.millenniumcampaign.org/site/  (información oficial sobre los Objetivos del Milenio)

http://cyberschoolbus.un.org/mdgs/spanish/index.asp  (sitio web para jóvenes sobre ‘Objetivos’)

 
  • MANDALAS (11)

    UNA ACTIVIDAD CONCRETA PARA TRABAJARLOS ES PINTAR MANDALAS SOBRE  “LOS OBJETIVOS DEL MILENIO”

    Entre las cosas que se hacen para relajarse y aumentar la concentración está el pintar un mandala.

    Mandala significa círculo o centro. Alrededor de un punto central definido y estático se suceden formas y muestras.

    Sobre los mandalas se ha dicho:

    • Los mandalas son un método de curación para el alma
    • Los mandalas son la fusión del cuerpo, el espíritu y el alma
    • Te ayudan a descubrir tu propia creatividad
    • Vencerás a la rutina y al stress más fácilmente
    • Te tranquilizará y ganarás en confianza y serenidad

    Esta actividad puede realizarse tanto con alumnos de infantil como de Primaria. Hay que saber que pintan mandalas incluso los adultos.

    Cómo proceder:

    - Crear un ambiente tranquilo. Silencio y fondo de música melodiosa y suave

    - Las primeras veces se les hace caer en la cuenta de la respiración (acompasada, tranquila), la postura (sin tensiones)... De tal manera que los alumnos se acostumbren a seguir estos pasos antes de pintar el mandala.

    - Se hace una pequeña introducción sobre el tema del mandala (el ‘Objetivo’ al que se refiere, datos de ese problema mundial, etc.) dependiendo de su dibujo y la intención que queremos añadir. (Se pintan mandalas que terminan incluso en una breve oración o en un ofrecimiento por ejemplo a María)

    Recomendaciones al que propone la actividad:

    • Seguir los pasos para la relajación previa y observar el dibujo con tranquilidad por un ratito.
    • No hay normas de cómo empezar a pintar. Se puede empezar desde el centro, de lo más externo, etc. Pero es preferible respetar una sola dirección y no ir por islotes
    • No forzar al niño/a a terminar en un tiempo fijo. Un mismo mandala puede irse pintando en diferentes ocasiones.
    • Nunca se juzga el resultado. Cada joven lo pinta como quiere. Es su obra. No nos tiene que gustar a nosotros sino a él.