Error
  • The RokSprocket Module needs the RokSprocket Component enabled.

Juan Pablo II, creador de las Jornadas Mundiales

Incansable en la difusión del Evangelio, sacaba fuerzas de la oración y su amor a la Virgen

 

jpii_ninoJuan Pablo II fue un Papa querido y admirado, no sólo por los católicos, sino por personas del mundo entero de todas las creencias y condiciones sociales. Además, supo comunicarse de manera especial con los jóvenes e introducirse en sus corazones. Su amor por los jóvenes le impulsó a crear las Jornadas Mundiales de la Juventud; a quienes siempre se dirigió con un mensaje esperanzador y  a la vez exigente: “podéis ser mejores de lo que los demás os dicen que podéis ser. Vosotros sois muy superiores a todas las hipótesis sobre vosotros mismos y que la cultura os está mostrando”.

Karol Józef Wojtyła (Juan Pablo II), nació el 18 de mayo de 1920 en Wadowice, una ciudad cercana a Cracovia. Era el más pequeño de los tres hijos de Karol Wojtyła y Emilia Kaczorowska. Su madre falleció cuando él tenía 9 años y su hermano mayor apenas tres años más tarde.

 

Se matriculó en 1938 en la Universidad Jagellónica de Cracovia y en una escuela de teatro (posteriormente sería uno de los promotores del clandestino ‘Teatro Rapsódico’), hasta que las fuerzas de ocupación nazi cerraron la Universidad en 1939, y tuvo que trabajar en una cantera y en una fábrica química para evitar la deportación a Alemania. En 1941 murió su padre.

jpii_sacerdoteEn 1942, al sentir la llamada al sacerdocio, entró en el seminario clandestino de Cracovia. Una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial, continuó sus estudios en el seminario mayor de Cracovia y en la Facultad de Teología. El 1 de noviembre de 1946 fue ordenado sacerdote y enviado a Roma dónde se doctoró en Teología en 1948. Su tesis trataba sobre ‘El acto de fe en la doctrina de San Juan de la Cruz’.

En 1948, volvió a Polonia donde fue vicario en diversas parroquias de Cracovia y capellán de los universitarios. Más tarde presentó en la Universidad Católica de Lublin su tesis ‘Valoración de la posibilidad de fundar una ética católica sobre la base del sistema ético de Max Scheler’, y pasó a ser profesor de Teología Moral y Ética Social en esa Facultad y en el Seminario mayor de Cracovia.

En 1958 recibió la ordenación episcopal como obispo auxiliar de Cracovia. En 1964 Pablo VI le nombró arzobispo de esta misma ciudad, y cardenal en 1967. Entre 1962 y 1965 participó, con una importante contribución en el Concilio Vaticano II.

El Papa que más países visitó
 Fue elegido Papa el 16 de octubre de 1978, tomando el nombre de Juan Pablo II, convirtiéndose en el 263 sucesor del Apóstol Pedro, en el tercer pontificado más largo de la Historia, de casi 27 años. 
  
jpiiSe le recordará como un Pontífice incansable, tanto física como mentalmente, en la difusión de la Palabra de Dios. Movido por el espíritu misionero, ha sido el Papa que más países ha visitado, llevando el Evangelio y su mensaje de paz a todos los rincones del mundo, sobre todo a los países más pobres. Apodado el ‘Papa viajero', realizó 104 viajes apostólicos fuera de Italia, y 146 por el interior del país. Además, como Obispo de Roma, visitó 317 de las 333 parroquias romanas.

Tenaz defensor de la dignidad de todas las personas desde la concepción hasta la muerte, de las relaciones humanas y de la familia. Luchó también por una sociedad justa, la libertad individual y la paz, además de contribuir a la caída del muro de  Berlín en 1989.

Oración y devoción a la Virgen
Juan Pablo II llevó una vida ejemplar. La oración era fundamental en su vida, su guía y alimento. Aprovechaba cualquier ocasión para orar: en la capilla, de viaje, mientras miraba a la gente o incluso mientras escribía: en el ángulo superior derecho de cada página, antes de redactar el texto, escribía una invocación jaculatoria al Señor.
Uno de sus rasgos destacables era su devoción mariana, a quien encomendaba sus viajes y su salud. Tras sufrir el atentado del 13 de mayo de 1981, atribuyendo su salvación a la intercesión de la Virgen, hizo que engarzaran la bala extraída de su cuerpo en la corona de la Virgen de Fátima.

jpii_saludandoYo les he buscado, ahora ellos vienen a buscarme a mí
A las 21.37 horas del 2 de abril de 2005, el Papa Juan Pablo II fallecía tras un largo periodo de enfermedades que no consiguieron que cesara en su labor de Romano Pontífice. Una de las últimas frases que el Papa dijo horas antes de morir al ver la masiva concentración de jóvenes que se reunieron en la plaza de San Pedro para darle su último adiós, fue: “Yo los he buscado y ahora ellos vienen a buscarme, les doy las gracias”. Después hizo el gesto de bendición hacía la ventana que daba a la plaza.

Desde esa noche hasta el 8 de abril, más de tres millones de peregrinos acudieron a Roma para despedirse y rendir homenaje a los restos de Juan Pablo II. También se acercaron a darle su último adiós miles de dirigentes internacionales, no solamente católicos. No en vano, fue el primer Papa en visitar una sinagoga moderna, una iglesia protestante, o una mezquita.

Benedicto XVI dispensó del tiempo de cinco años de espera tras la muerte para iniciar la causa de beatificación y canonización de Juan Pablo II. El 1 de mayo de 2011 es beatificado en Roma. Miles de personas de todo el mundo acuden a su intercesión espontáneamente y través de la oración para implorar favores a través de su intercesión

Más información:
• Página oficial de la beatificación Juan Pablo II
• Página oficial Juan Pablo II en Facebook
• Página oficial Juan Pablo II en YouTube