Boletín Mayo 2009


Hoja vocacional nº 16

EXPOSICIÓN DEL SANTÍSIMO:
Canto: Yo te adoro y te amo, Señor ( Bis )
Silencio de adoración…
Lectura Jn. 17,1-15. Solo si nos sentimos unidos a Jesús, podremos hacer las obras que El hizo.
SALMO:
Bendice alma mía al Señor desde lo hondo de mi ser.
Bendice alma mía al Señor y no olvides lo que te regala cada día.
Bendice a tu Señor, porque ha sido grande contigo.
Bendice a tu Señor, porque ha llenado de paz tu vida
Bendice a tu Señor, por la ternura de sus manos.
Bendice a tu Señor, porque es más bueno que una madre.
Bendice a tu Señor, porque sabe lo frágil que eres y te ayuda.
Bendice a tu Señor, porque te comprende y te ama.
Bendice a tu Señor porque es siempre bondadoso contigo.
Bendice a tu Señor porque te quiere siempre.
Bendice a tu Señor, porque te espera como el mejor regalo
Bendice a tu Señor porque como nadie te ha demostrado su amor.